Posts categorized under: Sexo y sexualidad

Quienes son las chicas en la webcam

Gracias a la enorme expansión de la Internet y sus múltiples servicios, incluso el mundo de la pornografía ha sido objeto de varios cambios e innovaciones, y una de ellas lleva el nombre de chicas en la webcam: aquí vamos a explicar quiénes son estas chicas y lo que hacen.

Una chica en la webcam

El chat interativo

Las chicas en la webcam ofrecen una visión única e irrepetible: estas chicas, de hecho, permiten a las personas a participar en un chat de sexo interactivo donde se puede pedir cualquier cosa a la chica que va a cumplir todos los deseos expresados por los usuarios. Las mujeres en la cámara web, a continuación, hacen un espectáculo, realizando los deseos y haciendo actos ordenados por aquellos que están en frente de la computadora y miran la actuación de la chica.

Un espectáculo muy excitante

En general, estas chicas se visten con ropa muy sexy, y después de haberse presentado, empiezan a hablar a los usuarios, sentadas en la cama o en un sofá: con el tiempo, en función del número de solicitudes, la chica en la webcam se despoja, quedando solo con la lencería y, en última instancia, completamente desnuda. Las solicitudes que se hacen son de diferentes tipos, y muchas de ellas se cumplen: las chicas, de hecho, mostrarán todas las partes del cuerpo, se tocando y acariciando sin ningún problema. Si los usuarios los desean, puede masturbarse o utilizar vibradores.

Una chica en la webcam

Este servicio se ofrece, por lo tanto, para proporcionar un estímulo erótico para las personas que son capaces de experimentar grandes sensaciones emocionantes y al mismo tiempo. Como historias eróticas que estimulan la imaginación y la libido, las chicas en la webcam son un verdadero estímulo visual, en vivo, en donde vamos a decidir qué va a pasar.

Un par de chicas en la webcam

En ocasiones especiales, las chicas que ofrecen este servicio no están solas, pero en par: es fácil pensar, entonces, que este servicio en particular es un espectáculo doblemente emocionante. Ambas chicas satisfacen los deseos de los hombres que están teniendo una charla caliente con ellas sin ningún problema: si se solicita, pueden tener sexo lésbico, caricias, besos y masturbarse mutuamente.

Las chicas en la webcam que ofrecen este servicio, por supuesto, son bien pagadas por las agencias, y se les prohíbe a los menores de dieciocho años de edad, mientras que en otros casos espectáculos más suaves, también se puede hacer para menores, ya que hay no hay escenas de sexo explícito.

¿El servicio es gratuito o no?

El servicio de las chicas en la webcam es libre en parte: esto se debe a que durante unos minutos cualquier persona puede hablar con ellas, sobre todo en el chat en vivo donde las chicas están solas. Los que quieren ver un espectáculo de sexo, a menudo lesbianas, tienen que pagar, ya que estas escenas, además de ser más explícitas, están prohibidas y también tienen un tipo de acceso limitado, solo de unos pocos usuarios pueden chatear al mismo tiempo y seguir el espectáculo. Y si dejas, puedes contratar a un show privado sólo para ti, donde la chica va a dar atención para ti al 100%.

Para encontrar a las chicas en la webcam se requiere inscribirse en sitios específicos. Muchas de ellas están presentes en los portales para encuentros sexuales ocasionales. Y éstas son las mejores, ya que lo hacen por el placer de disfrutar de los placeres del sexo desinhibido y no sólo por dinero.

¿Ver películas eróticas juntos es bueno para la pareja?

¡La curiosidad puede ser un estímulo capaz de activar el deseo y ayuda en privado, pero con algunas condiciones!

La pasión necesita ser explorada y perseguida, porque incluso la relación más intensa está destinada a desaparecer si non sabemos conducir la pareja hasta nuevos objetivos y metas para ser compartidos juntos, de la mano. ¿Alguna vez ha tratado de proponer a su pareja para ver juntos una película erótica o la lectura de un cuento erótico? Descubre por qué hacerlo puede ser una aventura capaz de fortalecer la unión de vosotros ... y hacer redescubrir la intimidad con una sonrisa.

Una pareja en la cama viendo una película erótica

Tecnología Hot - De acuerdo con la opinión de expertos el uso excesivo de la tecnología mata el deseo, sin embargo, los recursos informáticos también pueden ser una ayuda a la pareja cuando se utilizan correctamente. Sexting, llamadas calientes y conversaciones maliciosas pueden transformar los mensajes de intercambio cotidianos con su pareja en una forma de sentirse más cercanos y recuperar el contacto físico entre vosotros. Y si has intentado y tuvo éxito, ¿por qué no tratar de darle vida a su relación más allá con un video caliente o una historia picante?

Aceptable o no... - ¿Qué es normal y qué no lo es? Dar una sola definición no es sencillo. El enfoque para el sexo a través de la red se convierte en patológico cuando el Internet es la única manera de sentirse satisfechos y alcanzar la satisfacción sexual. Por el contrario, el instinto de la curiosidad puede ser un estímulo, precioso para la felicidad de la pareja, capaz de hacer escapar de los horizontes habituales en vista de nuevas perspectivas. La regla para recordar es aceptar sólo lo que realmente convence: en primer lugar, debemos permanecer fieles a nos mismos, evitando la toma de decisiones sólo para complacer al otro.

Una pareja viendo una película erótica

Los efectos positivos - el deseo masculino es alimentado por un fuerte componente visual, así que las fotos y los videos pueden tener una fuerte atracción para los hombres. Apariencia física juega un papel importante, pero eso no significa que los hombres quieren una compañera con formas perfectas: el caso del vídeo porno es una situación imaginaria, la otra es la pasión, el amor, la química, la vida real. Según los estudios, las fantasías eróticas de las mujeres tienden a ser más íntimas e necesitan más detalles, por lo que a menudo son transmitidas por las palabras, por ejemplo, una historia erótica o un pensamiento solitario y recurrente una situación excitante.

Cuándo decir no - cuando la decisión de ver un video picante o incluso la pornografía está siendo tranquila, sin preocupaciones, para explorar un nuevo aspecto de la intimidad con la misma frescura y vitalidad lúdica de los adolescentes que descubren su cuerpo, vamos por buen camino. ¿Cuándo es mejor decir que no? En todos los casos donde se siente ofendida cuando los vídeos contienen escenas violentas o racistas. Es importante tener una relación basada en la confianza y profundo sentido de respeto mutuo.

Cuestión de confianza - La complicidad es la auténtica intimidad que se crea cuando sentimos que podemos actuar libremente con nuestra pareja sin temor a ser mal entendido o juzgado. ¿A uno de los dos vino la idea de ver una película erótica? Lo importante es hacer una propuesta a la pareja usando un tono ligero y juguetón. Buscar juntos la película: en dos será más divertido y en la búsqueda vosotros se unirán aún más. Atención, es bueno alejarse de la idea de recrear una escena de película porno dentro de la casa tratando de reproducir los mismos gestos de los actores: el resultado sería decepcionante y frustrante, y el estrés mental tratando de tener un rendimiento en la cama no está dentro de tu alcance. Actores porno utilizan trucos y son profesionales, tú no eres un actor porno, utiliza el video picante como inspiración para condimentar su noche de sexo, no trate de reproducir en detalle.

Intimidad auténtica - ¡Mientras ve la película erótica o leyendo el cuento picante está prohibido ... estar con sus manos paradas! Acaricien el uno al otro, juegue a redescubrir el contacto con la piel de su pareja y desvestirse lentamente, ya que no lo hizo por algún tiempo. Puede ser que la visión inspirará una risa liberadora, expresen sus emociones sin temor, porque no hay nada más atractivo y emocionante que tener el coraje para divertirse juntos.

5 experiencias sexuales que debes hacer al menos una vez

Todo el mundo tiene fantasías eróticas, pero la vergüenza, muchos no admiten: así que aquí están las experiencias sexuales que tiene que probar al menos una vez en la vida.

El sexo es uno de los placeres de la vida y, a menudo los hombres y las mujeres tienen tabúes sobre el sexo que no son capaces de superar. ¿Por qué no dejarse llevar por una vez y tratar de hacer lo que viene a la cabeza durante las relaciones sexuales sin mucho pudor y vergüenza? Aquí están las 5 experiencias sexuales que los hombres y las mujeres se les deberían otorgar al menos una vez en la vida.

Tener sexo en la playa

Experiencias sexuales que se deben hacer al menos una vez

Sexo esté donde esté: ¿quién nunca pensó en si abandonar a la pasión en cualquier momento? El temor de ser descubierto y el deseo de tener sexo soplará la carga erótica de la pareja.

El sexo casual con un chico que no conoces: ¿ya ha sucedido de estar en un lugar público e intercambiar miradas maliciosas con un hombre o una mujer? Trate de dejar-te ir y le dejar tu número de teléfono. Si todo va bien, rodará una inesperada noche de pasión...

Tríos: casi todos han pensado, al menos una vez, pero el pudor le impide admitirlo. De hecho, del punto de vista sexual, puede ser una de las experiencias más gratificantes de nuestras vidas.

Tener sexo en trío

El sexo con un amante: que nunca quiso él/la novio/a de otra persona, tal vez un amigo? Podría ser una experiencia fascinante y muy caliente. Más no caer en el amor, él/ella no dejará a su compañero para ti. ¡Ese no es el objetivo, la relación entre vosotros debe ser suelo sexo! Disfruta de relaciones sexuales con él, porque es seguro que será una de las más ardientes que había tenido en tu vida.

Sexo telefónico: juegue, excite a su pareja mediante el envío de fotos calientes con el smartphone. ¡Cuando vuelve a casa será tan excitado que no tendrás que esperar ni un minuto! Y si va a esperarlo vestida solo con lencería sexi, el clima se calentará aún más...